Malena Famá: “Las Pymes dinamizan la economía, se comprometen con su barrio, ayudan al vecino”

En busca de un trabajo que realice un aporte significativo en la sociedad, la emprendedora creó Multipolar, una organización que busca que las personas en situación de extrema vulnerabilidad social puedan hallar un trabajo decente. Cómo fueron sus inicios y su mensaje a las Pymes.

Malena Famá: “Las Pymes dinamizan la economía, se comprometen con su barrio, ayudan al vecino”

Quería aportar más a la sociedad y creó una fundación. Con una historia personal vivida en carne propia y su preocupación por las personas en situación de calle, decidió, con su compañero de vida, crear la Fundación Multipolar, una entidad abocada a generar oportunidades de trabajo decente para personas en situación de extrema vulnerabilidad social. Nacida en San Miguel, trabajó para organismos internacionales como la OEA, el Banco Mundial y el BID. A su vez, fue responsable de la organización del foro de Juventudes en Sri Lanka en el año 2014, representando a Latinoamérica en el Task Force que sólo contaba con un representante por Continente.

Con el tiempo, su organización fue tomando color e incorporando distintos programas. Hoy, por ejemplo, posee tres distintos que son: “Intermediación laboral”, que apoya a personas que viven en la calle para que puedan conseguir trabajo y gracias a ese trabajo salir de esa situación;  “Participación” a través del cual las personas pueden sumarse a ser voluntarias en Multipolar de diversas maneras; y, por último, “Cadenas de valor sustentables”, una gran incubadora de proyectos productivos que permiten generar opciones de trabajo para las personas que no podrán emplearse en el mercado laboral formal.

Por otro lado, la comunicadora social y administradora pública dio charlas sobre empleo decente, emprendedorismo y activismo social en Uruguay, Chile, Brasil, Paraguay, El Salvador, Panamá, Azerbaijan, Sri Lanka, Colombia, España, Indonesia, Portugal, Eslovenia entre otros países.  Llevó posicionamientos sobre la temática a foros de la ONU, OIT, Unión Europea, G20, Celac.

A continuación su conversación con Multitaskers, el sitio de American Express para las Pymes.

Sos Socia Fundadora en Fundación Multipolar, una entidad que busca generar oportunidades de trabajo decente. ¿Cómo y por qué te abocaste a esta clase de proyectos? ¿Qué te movió para involucrarte de lleno?

Bueno, Multipolar se llama así porque intentamos “unir polos”, poner a trabajar juntas a personas u organizaciones que por lo general mucho no se vinculan o que les cuesta encontrarse, conversar, acordar. Yo venía haciendo trabajo voluntario desde casi toda mi vida (empecé a los 6 años) y luego a nivel laboral trabajé mucho tiempo con empresarios/as. En ese contexto, de trabajar de lunes a viernes con el empresariado nacional y hacer voluntariado los fines de semana me di cuenta lo mucho que costaba que las personas que vivían en contextos diferentes pudieran relacionarse, entablar un diálogo o trabajar juntas. Y ahí nació la idea de Multipolar, que es una Fundación que creamos junto con mi esposo, Nahuel. El también notaba lo mismo, el venía de trabajar con organizaciones de medio ambiente, organizaciones sociales, y no tenía demasiado diálogo con otro tipo de entidades.

Luego hubo algo más personal por lo que decidí enfocar a Multipolar en el trabajo decente que fue la situación que atravesó mi papá cuando en la crisis de 2001 quedó sin trabajo. Fue una situación muy compleja y dolorosa para él y mi familia y no encontró ayuda. Por eso, cuando pensé en la temática de Multipolar, decidí que sería trabajo decente, que es la forma que tiene la OIT de nombrar a los trabajos que además de permitirnos los medios de vida nos ayudan a crecer y desarrollarnos como personas. 

¿De qué manera se vinculan con las diversas organizaciones con las que trabajan? ¿Cómo se puede vincular a más personas y entidades a que se sumen a esta clase de proyectos?

Las organizaciones con las que trabajamos nos proveen todos los aspectos organizacionales y logísticos necesarios para que podamos ocuparnos de dar los talleres. Por ejemplo, vamos a lugares donde las personas comen, se duchan o se curan y dictamos nuestros talleres ahí. La organización que nos recibe tienen sus propias actividades y nosotros damos nuestro taller. Entonces se encargan de tener el lugar listo, de que haya voluntarios que cocien, de conseguir las cosas para el desayuno, el almuerzo o la cena, de las duchas en los lugares donde hay duchas. 

Luego trabajamos con empresas, que aceptan incluir en sus búsquedas laborales a candidatos que han pasado por el proceso de selección de Multipolar. Otras empresas nos brindan consultoría pro-bono, como Accenture, con quien estamos trabajando muy bien. Fundación Telefónica junto con la ONG Planta-RSE nos ayudaron a poner en condiciones un espacio físico donde deseamos hacer un Hogar para Familias que hoy viven en la calle mediante un voluntariado corporativo en que 80 personas de la empresa trabajaron un montón.

Trabajamos con cámaras también: Por ejemplo, la Asociación de Hoteles de Turismo junto con la empresa Gestión de Servicios nos apoyaron realizando una gestión de donaciones entre sus hoteles para equipar el hogar.  Estamos también comenzando a trabajar con universidades, lo que sigue ampliando el espectro de nuestras alianzas. Por eso Multipolar se llama Multipolar… Encontramos la forma de que el trabajo sea inter-actoral, con alianzas, como sugiere el ODS 17. Las personas y organizaciones que quieran sumarse a nuestro trabajo pueden escribirnos a través de nuestra página web. Siempre encontramos formas para armar proyectos específicos que nos permitan trabajar juntos. 

Según tu visión ¿Hoy las Pymes asumen compromisos sociales? ¿Cuál es el nivel de involucramiento de estas en proyectos sociales?

Yo creo que en un país tan Pyme como Argentina, y sobre todo, luego de los difíciles momentos económicos que se vivieron en los últimos años, el gran compromiso social de las pymes fue el sostener los puestos de trabajo dando la posibilidad a muchísimas familias de seguir llevando un plato de comida a sus casas. Básicamente gracias a las pymes nosotros no tenemos que atender más gente. Cada vez que cierra una pyme hay una familia que puede terminar en la calle. No es necesario decir que las Pymes son las grandes dinamizadoras de la economía de nuestro país, y he trabajado mucho con ellas y se los grandes esfuerzos que han tenido que hacer para no cerrar sus puertas. También, por su gran anclaje local, cada vez que una organización precisa algo, son muy proclives a dar donaciones, a aportar en la solución de los problemas diarios. Y contratan muchos perfiles vinculados a nuestro trabajo. Luego de trabajar en diferentes Uniones Industriales y visitar las empresas de los que eran socios de las mismas yo digo que me quedó el “Corazón de fábrica”. No me olvido nunca que los y las empresarias pymes me mostraban con orgullo cuando podían comprar una nueva máquina, me presentaban uno a uno a los empleados/as de su empresa. La masividad de las pymes dinamiza la economía, se comprometen con su barrio, ayudan al vecino/a. Esa es la diferencia que marcan. 

¿De qué manera se puede ayudar a una persona en situación crítica a conseguir trabajo? ¿Cómo es el proceso?

Esta es una pregunta que me parece muy importante. Creo que los argentinos/as tenemos una cultura realmente solidaria y eso hace que siempre busquemos la forma de ayudar. Lo que hemos aprendido, es que para el empleo justamente, tenemos que tener ciertos recaudos para no producir frustración: Ni a la persona que vive en la calle, ni al empleador/a, ni a nosotros/as mismos/as en nuestra intención de ayudar.

A nosotros como organización nos ha llevado un tiempo poder generar el conocimiento para saber a quienes postular a trabajos porque están en la posibilidad de trabajar, o cómo contener las necesidades que hay que tener en cuenta para que una persona pueda ser exitosa en un trabajo.

Si bien nosotros creemos que las soluciones son colectivas, sugerimos a las personas que desean ayudar a personas que viven en la calle con algo tan específico como el empleo, que pasen por nuestras capacitaciones, o que nos ayuden a nosotros a ayudarlos a ellos. Podemos hacer un trabajo conjunto pero, para la temática del empleo es muy específico y se precisa tener en cuenta distintas variables. 

¿Cuáles son las principales dificultades que existen a las personas de extrema vulnerabilidad social para conseguir trabajo hoy o emprender?

No tener un domicilio para poner en el curriculum, o para dar en la empresa en caso de trabajo (es necesario si o si). No tener acceso a internet para buscar trabajo. No tener teléfono para recibir mensajes. No tener donde ducharse o conseguir ropa limpia para ir a una entrevista. No tener reloj, celular o despertador para despertarse a horario para ir a una entrevista o a trabajar. No tener dinero para la SUBE. La baja autoestima y traumas que generan dormir en la calle. 

No tener las herramientas para emprender. Si las consiguen, no tener donde guardarlas. Vivir con todas las pertenencias en una mochila o bolsa que si llueve se moja. No tener círculo de contención para compartir los intentos, las alegrías y las tristezas. Estar invisibilizados/as para la mayor parte de la sociedad. 

¿Qué consejos le darías a todas aquellas personas en situación de extrema vulnerabilidad que desean iniciar un emprendimiento?

Que busquen apoyo. Que no lo hagan solos. Que se animen a preguntar entidades a las que asistir y busquen ayuda. Que trabajen en comunidad. Que empiecen con algo concreto y real. Y si desean, que nos busquen. Que le pidan a alguien que entre a la página de Multipolar y nos mande un mensaje diciéndonos dónde podemos encontrarlos, donde “ranchan” o duermen. Estamos para eso. 

Podría contar un caso de superación de la fundación

En estos últimos 3 meses Nacho quedó efectivo en Metrovías y Jonha en una conocida cadena de comida gourmet. Ambos pasaron el invierno pasado en la calle y hoy trabajan en blanco, tienen obra social y han reconstruido los lazos con sus familias. 

Ambos padecieron el frio, el tener que dormir en un parador, el no saber cuándo iba a ser su próxima comida, el no tener donde ir al baño a higienizarse, y hoy los vemos con sus uniformes y esa “sonrisa en que no entran más dientes” y cada persona que hace parte de Multipolar siente que el esfuerzo vale la pena.

Siempre hacer algo en comunidad para transformar lo que nos duele de la realidad vale la pena. Prueben, no se van a arrepentir.

 

Solicitá más información de
las Tarjetas Corporativas llamando al
4310-3851 ó completando el siguiente formulario

No hagas negocios sin ella