La importancia de un plan de capital de trabajo

Implementar un plan de capital de trabajo puede ayudar a tu empresa a aumentar sus ganancias. Aquí te mostramos cómo.

La importancia de un plan de capital de trabajo

Un plan efectivo de capital de trabajo puede ayudarte a contar con más efectivo, aumentar tu estabilidad financiera y potencialmente aumentar tus ganancias.

¿Qué es el capital de trabajo?

El capital de trabajo es la cantidad de recursos que tu negocio tiene para cubrir sus próximos gastos. Es la diferencia entre tus activos a corto plazo y tus pasivos a corto plazo.

Los activos a corto plazo son: el efectivo con el que cuenta tu empresa y otros activos que esperás convertir en efectivo dentro de un año, como facturas impagas (cuentas por cobrar), inventario, entre otros. Los pasivos a corto plazo son las facturas y gastos que tenés que cubrir
en el año. La diferencia entre tus activos y tus pasivos dan como resultado tu capital de trabajo.

Por ejemplo, si una pequeña empresa tiene 1 millón de pesos entre efectivo, inventario y cuentas por cobrar y 750,000 pesos en pasivos corrientes, su capital de trabajo es de $250,000 ($1 millón - $ 750,000).

¿Qué es un plan de capital de trabajo?

Un plan de capital de trabajo busca oportunidades para aumentar tus activos a corto plazo y / o reducir tus pasivos. Esto puede ayudar a poner a tu empresa en una posición financiera más sólida.

Otro objetivo consta en monitorear los picos en el ciclo de capital de trabajo, especialmente los momentos donde no contás con suficientes activos líquidos para cubrir tus gastos. De esa manera, podés tomar medidas como pedir un préstamo o atraer inversionistas.

Los beneficios de un plan de capital de trabajo pueden incluir:

  • Un mayor flujo de caja, aumentando tus activos y disminuyendo los pasivos
  • Menos estrés financiero al tener más efectivo y liquidez para afrontar los cambios repentinos
  • Contar con un mejor puntaje de crédito al tener dinero disponible para mantenerte al día con tus facturas
  • Menos demoras en la producción de tu empresa, manteniendo buenos términos con tus proveedores pagándoles a tiempo
  • Una empresa más valiosa, ya que al contar con más capital de trabajo ayudás a darle a tu empresa los recursos para crecer, generar mayores ganancias y expandirse

Estrategias para mejorar tu capital de trabajo

Te mostramos algunas estrategias comunes que pueden ayudarte a vos y a tu empresa.

Acelerá tus cobros

Cuanto más tarde tu negocio en recibir los pagos, menos efectivo tendrás en mano. Además, esto aumenta la posibilidad de que un cliente no pague. Para evitar problemas, establecé términos claros con tus clientes sobre las fechas de pago, programá plazos de pago más cercanos y hacé seguimiento de los clientes que tienen facturas atrasadas.

Reducí tus cuentas por pagar

Cualquier acción que tomés para reducir el monto de las cuentas por pagar (tu deuda) ayudará a tu capital de trabajo, ya sea negociar mejores condiciones con tus acreedores, pagar anticipadamente para obtener descuentos con tus proveedores o simplemente buscar otros proveedores

Refinanciá tu deuda en mejores términos

Si tenés una deuda pendiente y los pagos mensuales dificultan la administración de tu presupuesto, la refinanciación podría ayudarte.

Lo que hace la refinanciación es abonar tus facturas actuales con otro préstamo en mejores condiciones. Si tu puntaje crediticio y tus ingresos comerciales han mejorado desde que obtuviste tu préstamo por primera vez, podrías calificar para refinanciar bajo una tasa de interés más baja y pagos más bajos.

Evitá almacenar inventario innecesario

Si bien tu inventario es técnicamente un activo a corto plazo, no es algo que podés convertir inmediatamente en efectivo durante una emergencia. Evitá tener almacenes llenos de inventario sin vender. Un sistema de gestión de inventario podría ayudarte a hacer eso.

Mantené tus opciones de financiación

A veces, los cambios en tu capital de trabajo pueden tomarte por sorpresa. Tener una línea de crédito comercial y / o tarjetas de crédito disponibles pueden ayudarte a administrar tus gastos durante períodos de escaso capital de trabajo

Administrá tus recursos

A medida que conocés cómo fluctúa tu capital de trabajo, buscá oportunidades para mejorar tu posición actual de activos y pasivos.

Primero, verificá en qué dirección se mueve tu posición de capital de trabajo. ¿Está aumentando o disminuyendo? Luego, tratá de descubrir qué causó el cambio. Si estás perdiendo capital de trabajo, ¿Es intencional? ¿Gastaste efectivo para comprar nuevos equipos? ¿O están cayendo las ventas y necesitás ajustar tus gastos?

Por otro lado, si aumenta tu capital de trabajo, aunque esto suele ser una buena señal, lo mejor es descubrir la causa. Por ejemplo, si acumulaste ese dinero extra a partir de mejores operaciones o de una infusión de fondos de un inversionista externo.

Esta planificación puede ayudarte a comprender mejor la situación financiera de tu negocio y generar más capital de trabajo para el futuro.

Autor: David Rodeck

Artículo publicado en: https://www.americanexpress.com/en-us/business/trends-and-
insights/articles/the-importance-of-a-working-capital-plan/

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella