Food Trucks, la tendencia de la gastronomía sobre ruedas

Viajeros, innovadores y creativos son algunas de las palabras que definen a los emprendedores gastronómicos móviles que dejaron de ser una tendencia para convertirse en una realidad fija. Sus particularidades, casos y consejos para llevar adelante la actividad.

Food Trucks, la tendencia de la gastronomía sobre ruedas

Los cocineros patearon el tablero y ya no quieren instalarse en un solo lugar. La gastronomía sobre ruedas o más bien denominados ‘Food Truck’, comienza a ser el nuevo espacio y lugar para los gastronómicos que buscan llevar sus especialidades a distintos puntos. Habilitados en noviembre de 2016 por la Ciudad para trabajar en zonas con poca oferta gastronómica y ya no sólo en ferias o festivales, cada vez más son los que se animan a convertirse en cocineros nómades y crear sus emprendimientos con estos vehículos. Para conocer más sobre la tendencia, Multitaskers reunió dos casos ejemplares para que cuenten sus experiencias y ofrecieran consejos para todos aquellos que se quieren adentrar en el rubro. 

Las historias

Observaron la tendencia y la trajeron. Los hermanos Felipe y Lucas Sosa, dueños de El Rodazo, una empresa de catering de asados premium, viajaron a Europa y observaron que los foodtrucks eran furor y estaban por todos lados: “Ahí se nos prendió la lamparita y dijimos tenemos que hacer esto en Buenos Aires. Así fue como, empezamos poco a poco a averiguar cómo era la movida, y decidimos apostar con todo”, cuenta en su entrevista con el sitio Felipe Sosa. 

La apuesta de los hermanos se dirigió en ampliar su emprendimiento y transformarlo también en Foodtruck comprando una Chevrolet Grumman Olson e ir indagando por los menús posibles. “Tratamos de trasladar nuestra impronta de los asados y sabores ahumados, y si bien tenemos varias propuestas, encontramos en las burgers gourmet un nicho espectacular”, explica uno de los socios de la compañía que ya hace un año está en las calles.

Emprender con hermanos también es el caso Bon Bouquet Creperie. Con una inversión inicial de 35.000 dólares, Ivan y Martín Bouquet se iniciaron en el mundo móvil de crepe parisino, libres de gluten, tras no haber recibido buenos augurios de un restaurant fijo. Sosa, cuenta en su entrevista con Multitaskers que, tras haber “fracasado” con un resto en Palermo (2010) se volcó a “este formato por tema de costo operativo e inversión inicial en 2013”. 

¿Qué lo diferencian?

Al preguntarle a los emprendedores qué es lo que los diferencia de los restaurantes fijos, Sosa por ejemplo asegura que, más allá de la distinción obvia de poder moverte de un lado a otro llevando tu propuesta, cree que los foodtrucks en general “vinieron a aportar su estilo propio y a mostrar que la ‘comida callejera’ también puede ser gourmet”. Por su parte, Bouquet sostiene que el “precio y la propuesta” es lo que los distingue.

Estas cocinas andantes presentan una propuesta original y novedosa para el público. El creador de El Rodazo agrega en conversación con Multitaskers que se trata de una propuesta “original, divertida, descontracturada”. A todo esto, además de afirmar que al consumidor “le gusta la idea de tener varias propuestas en un mismo lugar y cada vez más elaboradas”, resalta que es una “apuesta a futuro”. 

Consejos

Luego de contar sus experiencias, los emprendedores de Food Truck compartieron al sitio cuáles serían los consejos que le darían a todos aquellos que quieren iniciarse en este mundo gastronómico móvil. Por ejemplo, el creador de Bon Bouquet Creperie, recomienda, en primer lugar, que sea gastronómico ya que “no es un rubro fácil”. Por otro lado, sostiene que tener un truck es lo “menos importante del laburo (se pueden alquilar)” y revela que lo que es difícil en realidad es “tener lugares para trabajar”.

Sosa, por su parte, también coincide en la relevancia de tener “experiencia gastronómica previa”. A todo esto, como todo negocio, asevera también que es clave “una buena investigación de mercado” porque, si bien cada vez hay más ferias en Buenos Aires y alrededores, muchas veces -manifiesta- “es difícil entrar a esas ferias, y/o muy alto el costo de ingresos”. Como recomendación final y hacia una mirada colaborativa y de experiencias compartidas, el creador de El Rodazo Catering & Foodtruck comparte que antes de meterse en este tipo de proyecto, es fundamental que “hablen con otros food trucks para tener información de primera mano”.

Mariano Ylarri

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsletter Business Class

No hagas negocios sin ella