Los planes a corto y largo plazo para que tu negocio vuelva a escalar.

Cómo podés asegurarte de que tu negocio crezca a través de la nueva normalidad a corto y largo plazo.

Los planes a corto y largo plazo para que tu negocio vuelva a escalar.

A medida que continúan los cierres y las reaperturas, los negocios están dando la bienvenida a clientes en cantidades que tal vez no estén preparados para manejar. Esto se debe a que pasar de cero a un flujo constante de clientes puede ser un desafío, especialmente si tu negocio ofrece un servicio al que nadie pudo acceder durante los últimos meses.

Si bien volver a niveles de clientela más estables es algo positivo, es probable que debas descubrir cómo aumentar tu personal mientras te adherís a las nuevas restricciones. Idealmente, deseás cumplir con estas nuevas pautas sin perder a tus clientes en el proceso.

Además de abordar las necesidades inmediatas de atender a los clientes, también debés comenzar a planificar un enfoque a más largo plazo para tu negocio a la luz de la incertidumbre sobre la progresión y propagación de la pandemia, así como los cierres que la acompañen.

Encontrar la estrategia adecuada para escalar ahora y a largo plazo puede ser un desafío. Utilizá estos consejos para ayudar a simplificar el proceso.

1. Evaluá cuántos clientes podés atender dentro de las nuevas pautas.

Según las pautas de distanciamiento social, es posible que solo puedas atender de manera segura a una fracción de los clientes en comparación con los días anteriores a la pandemia.

Definí un número realista que se alinee con estas pautas y garantice un servicio excelente. Si tenés una tienda física, deberás organizar el espacio disponible. Buscá áreas donde puedas expandirte para recuperar algo de espacio para usar como mesas o un área de espera.

Incluso si tenés un negocio móvil o virtual, las nuevas pautas pueden afectar negativamente la cantidad de clientes a los que podés atender. Según la demanda actual es posible que puedas estimar los niveles óptimos de servicio o de producción. Medí los costos de contratar ayuda adicional para satisfacer la demanda anticipada o invertí en tecnología u otras estrategias para atender a esos clientes.

2. Cambiá tu horario.

Una de las formas más rápidas de comenzar a atender a más clientes dentro de las nuevas pautas de espacio es mantener tu negocio abierto por más tiempo. Esto podría significar abrir antes, mantener las puertas abiertas más tarde o agregar fines de semana. Si tenés un negocio virtual, podés hacer lo mismo ofreciendo un tiempo de entrega o servicio en el sitio más largo. Si tenés empleados, el primer paso que podés tomar es discutir tus planes para cambiar tus horas con ellos para asegurarte de que tendrás personal para el turno.

Puede ser difícil trabajar horas adicionales, pero esto podría ser temporal hasta que se levanten más restricciones en el futuro. A medida que empecés a ver las recompensas al trabajar más horas, es posible que puedas contratar personal adicional para ayudar a cubrir esos turnos.

3. Utilizá un sistema de programación o de reserva automatizado.

Es posible que ya hayas recibido consultas en las redes sociales o por correo de clientes entusiasmados y ansiosos por hacer negocios con vos nuevamente. Ese entusiasmo es alentador y estresante. Querés atender a todos los que estén interesados, pero debés hacerlo de forma segura.

Una forma de facilitar el proceso es invertir en un sistema de programación automatizado que permita a tus clientes y prospectos reservar citas a través de tu sitio web o aplicación. Estas plataformas de sistemas de reserva aseguran a los clientes que tienen un horario fijo para hacer negocios con vos.

4. Comunicate con tus clientes y compartí las nuevas pautas.

Una de las mejores formas de escalar ahora y en el futuro es mantener un diálogo productivo con los clientes. Tus ideas e impresiones sobre lo que está sucediendo pueden informar lo que podés y debés hacer para posicionar tu negocio en el futuro.

Tus clientes son el pulso del rendimiento de tu negocio. Ellos te harán saber si planean seguir gastando o si no pueden hacerlo. Como resultado, tendrás una mejor idea de cómo podés ayudarlos y abordar sus necesidades.

La comunicación directa y proactiva con tus clientes les ayuda a comprender mejor tu negocio. Al saber que enfrentás desafíos, es posible que sean más pacientes y comprensivos sobre por qué podrías tener dificultades para brindar el mismo nivel de servicio al que estaban acostumbrados antes de la pandemia.

5. Ofrecé incentivos, descuentos y promociones para agradecer a los clientes que regresan.

Esas conversaciones con los clientes también resultarán valiosas para dar forma a tu estrategia promocional a corto y largo plazo para aumentar los ingresos.

Durante la pandemia, muchas empresas ofrecieron planes de comidas familiares u ofertas especiales que incluían productos de limpieza u otros artículos de valor agregado. Estas promociones se dirigieron directamente a las necesidades de sus clientes. La misma estrategia sigue siendo eficaz porque se centra en proporcionar valor en lugar de iniciar una estrategia de venta cruzada o upselling durante tiempos económicos frágiles.

6. Sé flexible.

A medida que continúa la incertidumbre, lo más importante que podés hacer es permanecer flexible para poder escalar.

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella