Por qué la sobrecarga digital podría estar haciendo que el correo postal sea innovador.

El aumento de las comunicaciones a través del correo electrónico y las redes sociales puede estar contribuyendo a una creciente sensación de fatiga y sobrecarga digital.

Por qué la sobrecarga digital podría estar haciendo que el correo postal sea innovador.

¿Podríamos volver al correo postal? En un mundo de sobrecarga digital, es una posibilidad interesante. Con múltiples dispositivos que envían notificaciones constantes y más personas trabajando en casa debido a la pandemia, muchas personas se sienten cada vez más abrumadas y fatigadas.

Esa sensación de fatiga puede verse agravada por el hecho de que la saturación del correo electrónico continúa aumentando año tras año. Según Statista, enviamos y recibimos alrededor de 320 mil millones de correos electrónicos cada día. Para 2025, se espera que llegue a 376,6 mil millones. Y tampoco podemos desconectarnos de él. Un "Estudio de uso de correo electrónico de Adobe" de 2019, que encuestó a 1002 adultos estadounidenses, descubrió que los consumidores pasan alrededor de cinco horas al día revisando el correo electrónico, y lo hacen en la cama, mientras miran televisión e incluso en el baño.

 

Sin embargo, eso no significa que estén leyendo todos los correos electrónicos. Según Campaign Monitor, la tasa de apertura promedio para un correo electrónico comercial es de entre 15 y 25 %, lo que significa que la mayoría de las personas a las que envías correos electrónicos no los leerán. Para muchos, el correo electrónico no ha sido especial durante mucho tiempo. Esta realidad puede hacer que enviar correo postal a algunos de sus clientes sea una forma única de sobresalir en medio de la afluencia de ruido digital.

Pros y contras del correo postal

Según Litmus, las campañas de correo electrónico tienen un alto ROI y superan a otras campañas, como las campañas de marketing en redes sociales. También son bastante rentables, mientras que el correo postal incurre en los costos de impresión, sobres y envío. Pero no descartes el correo postal todavía.

Si bien es difícil discutir la conveniencia de las campañas digitales, el correo postal ofrece algunas ventajas:

  • Se considera digno de confianza, ya que muchos consumidores más jóvenes asocian la palabra "spam" con el correo electrónico.
  • Es duradera: en lugar de desaparecer en la bandeja de entrada para no ser vista nunca más, una campaña de correo directo puede quedarse y ser vista por varias personas, llegando a personas más allá de tu público objetivo original.
  • Es eficaz para hacer que la gente actúe.

Mejores prácticas para usar el correo postal

Si vas a utilizar el correo postal de manera efectiva, algunas de las mejores prácticas de otras campañas de marketing también aplican.

1. Identificá tu público objetivo.

Por ejemplo, no envíes tu campaña a todos en tu base de datos. No solo costará una fortuna, sino que será ineficaz. Las campañas de correo postal funcionan mejor cuando están dirigidas a un público específico, así que averigüá quién es tu mercado objetivo antes de comenzar.

2. Segmentá a tu audiencia.

Al igual que otros tipos de marketing, cuanto más relevante sea tu campaña de correo postal, más probable es que la gente actúe en consecuencia. Por lo tanto, usá datos demográficos, ubicación, intereses y más para que tu campaña se destaque.

3. Creá la oferta adecuada.

Tené una oferta única que resuene con esa audiencia. Podés enviar pruebas gratuitas, descuentos especiales y cupones. También podés hacer algo más innovador, como enviar una bolsa de regalo, regalar muestras gratis, dar acceso a contenido exclusivo o enviar una nota de agradecimiento. Eso ayudará a aumentar las posibilidades de que las personas lean y actúen.

4. Pensá fuera del buzón.

Tampoco te limites al correo postal regular. Podés innovar para llamar más la atención. Algunas de las campañas de correo postal más efectivas incluyen:

  • Una postal promocionando un sistema de aparcamiento asistido
  • Una demostración de mesa auxiliar en un paquete plano
  • Un tocadiscos de cartón

Brindar a los destinatarios algo que puedan ver, tocar e incluso jugar hace que tu correo postal sea aún más atractivo y genera reconocimiento de marca.

5. Llamá a la acción.

Al igual que con otro tipo de marketing, debe tener una idea clara de lo que querés que hagan los destinatarios a continuación. Hacelo lo más fácil posible. Por ejemplo, probablemente desees animar a los destinatarios a visitar tu sitio web. Incluir esos detalles, o un código QR, puede simplificar este proceso. También tiene sentido agregar tus redes sociales para que los destinatarios puedan conectarse con vos allí.

Cómo usar el correo postal con campañas digitales

Para integrar el correo postal con tus campañas de marketing digital. Forbes sugiere que vos:

  • Mejorés la eficacia de tu campaña de correo postal con anuncios en línea
  • Uses el seguimiento de correo para ayudarte a sincronizar la mensajería digital con los tiempos de entrega del correo
  • Enviá a las personas a páginas web personalizadas

Podés realizar un seguimiento de la eficacia de estas campañas fuera de línea con Google Analytics mediante el uso de URLs personalizadas para los destinatarios. Otra opción es usar cupones específicos para la campaña para que puedas averiguar cómo le está yendo a la campaña de correo postal en la generación de conversiones.

Si bien las herramientas digitales están tomando el control, el correo postal aún te brinda la oportunidad de ser único. Usá la guía de este artículo para aprovechar la oportunidad de sorprender a tus clientes en sus propios buzones de correo.

 

Autor: Sharon Hurley Hall

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella