Mujeres que Emprenden, trampolín de emprendimientos

La historia de un emprendimiento nacido fruto del inconformismo y el anhelo de contribuir con el nicho emprendedor. Las razones, las claves y la evolución de un emprendimiento que combina diseño y e-learning.

Mujeres que Emprenden, trampolín de emprendimientos

Ayudar a otros también es un emprendimiento y esto lo demuestra Mujeres que Emprenden. Surgida en el 2014 fruto de una “crisis” como la describe Cecilia Motolo, creadora y directora de la empresa, por ese entonces tenía su estudio de diseño gráfico y trabaja en conjunto con un equipo de diseñadores web y otros sectores. A pesar de contar con una fuente de ingresos, Motolo cuenta que se sentía “atrapada por la rutina laboral” y la intervención de otros sectores contribuyeron a verse “cada vez más desconectada” de su profesión.

De esta forma, la diseñadora gráfica decidió crear un emprendimiento donde se combina el e-learning con su pasión por ayudar a los emprendedores a través de su especialidad, el diseño gráfico. Para ello, identificó la parte de su trabajo que más le atraía, el contacto diario que tenía con la historia de muchos emprendedores locales, “me encantaba darles mi visión y mi opinión para crear la comunicación visual de sus proyectos”. Luego de reflexionar sobre los contras y pros de montar su emprendimiento, decidió lanzarse y hacer realidad aquello que más le apasionaba.

La pasión, motor

La inversión inicial fue de $20.000 y la evolución fue progresiva, “sentía que lo que hacía gustaba, entonces fui paso a paso”, asegura Motolo. Estos últimos tres años fueron dedicados a la investigación de herramientas imprescindibles para aquellas emprendedoras que quisieran aprender a hacer sus proyectos ellas mismas y así ofrecer nuevos cursos orientados a cómo construir la imagen de su marca. “Me parece que la clave es que es un proyecto auténtico que nació de mi propia necesidad y motivación”, asegura a los lectores de Multitaskers la emprendedora.

Las tendencias que permitieron la expansión de Mujeres que Emprenden, según su directora, se debe a la familiarización con el consumo de los tutoriales y los cursos a distancia. “Hoy en día no es tabú capacitarse desde casa y eso es algo que sustenta a mi empresa y ayudó a que funcione”. La planificación es un recurso estimado por Motolo, algo “clave en todos los aspectos” y esto se debe, según sus palabras, “porque podemos dejar de lado las idealizaciones para poder pensar a corto o mediano plazo en objetivos que se puedan hacer realidad”. La emprendedora recomienda a aquellas personas que están buscando emprender: “ir sin prisa, pero sin pausa. Insisto en planificar. Evaluar los recursos intelectuales y materiales y también considerar cuál es la red de contactos y personas que nos pueden ayudar a potenciarlo para empezar con el pie derecho”.

Claves emprendedoras

Las redes sociales son aliados de los emprendimientos, para Motolo tienen un rol fundamental a nivel institucional porque “es en donde estamos en contacto diario con las emprendedoras, pero también tenemos una asesora de prensa que nos ayuda a difundir en medios tradicionales”. Para concluir, la emprendedora asegura que para ser relevante y competitivo la clave es buscar la distinción. Escuchar lo que el consumidor necesita, esa es la clave para hacer la diferencia”.

Actualmente, Mujeres que Emprenden tiene una facturación anual de $850.000 en Argentina y fue lanzado en México. En Argentina llegaron a realizar sus cursos más de 2500 emprendedoras.

 

¿Qué te gustaría leer?

Suscribite al Newsleter Multitaskers

No hagas negocios sin ella